Historia PDF Imprimir E-mail

Para tratar la historia de nuestro termino municipal, lo vamos a ver seccionado en hitos que han marcado su destino:

 

Edad del Bronce.

Edad del Hierro.

La Invasion Romana.

La Ocupacion Musulmana.

De la Fundacion del asentamiento hasta el descubrimiento de la plata.

El Descubrimiento de la Plata.

La explotacion minera.

Desde el abandono de las minas hasta ahora.

 

 

Las estribaciones de la sierra Norte no es una zona prolija en yacimientos arqueológicos, los comentarios sobre la historia mas antigua serán muy genéricos y referidos a la zona.

Edad del Bronce (1.800 a.C. a 1.000 a.C.).

Los pobladores eran mayormente trashumantes, recolectores-cazadores aunque ya se empezaba a practicar incipientes labores agrícolas y de pastoreo.

Se han encontrado restos líticos, cerámicos y metálicos en los parajes denominados El Congosto y Las Majadas (por la zona de Congostrina-LaTova). También inscripciones en la Peña Escrita (en Membrillera) con dos teorías para su origen: Los pastores del neolítico marcaron sus rutas trashumantes en las rocas o era un lugar dedicado a santuario.

Hay ciertas sospechas de que los posibles pobladores trashumantes trajeran la Cultura de la Cogotas que se caracteriza por elegir sus asentamientos en lugares estratégicos fáciles de defender y por una depurada técnica en la elaboración de piezas de bronce y utensilios cerámicos. Así lo recuerda la cercana necrópolis celtibérica del Altillo de Cerropozo en Atienza.

                                                                                                                                                                volver al inicio



Edad del Hierro (1000 a.c. hasta la romanización de la península).

Las únicas referencias a destacar de este periodo son el poblado Celtiberito que se encuentra en las proximidades de “La Casilla de los Moros” (En Membrillera) una estratégica localización usada por otras civilizaciones desde entonces y un muy posible yacimiento en Congostrina en el paraje “Santecilla”

Los Celtas expandieron por la meseta la “cultura de los campos de urnas” (no hacían enterramientos, incineraban y guardaban los restos en vasijas).

De entre los Celtiberos, los Lusones poblaban nuestra región. Su economía se basaba en la agricultura: cebada, cereales y olivo, y en la ganadería: cerdos, cabras y ovejas… donde mas fértil y generoso era el terreno, mayores y mas grandes asentamientos se producían: En nuestro termino no hay ningún indicio, estos terrenos no son suficientemente fértiles para asentamientos estables y no eran zona de paso trashumante.

 

                                                                                                                                                                volver al inicio

 

La invasión Romana (200 a.c. hasta el siglo V).

En la Meseta, las tribus celtíberas estaban enzarzadas en luchas por tierras y ganados que pasaban de ser comunes a propiedades privadas. A pesar de todo no fue fácil para Roma someter a tribus desorganizadas para, de forma imperialista, explotar sus recursos económicos/naturales.

Los restos de su ocupación mas cercanos son el poblado romano de Membrillera “El Villar”, el puente romano sobre el Bornova en San Andres y el paraje conocido como “la Calzada”.


               puente romano     

 

 

De nuevo Membrillera, por su estratégica localización, cuando antes era paso de trashumancia, ahora forma parte de un sub-ramal que unía las minas de oro de Navas de Jadraque con la gran via romana 25 por Jadraque, para así evitar el barranco del Bornova y los montes del Alto Rey que tendrian que franquear para acceder a la mas proxima via romana Menor.

 

  vias romanas            

 

Sub-ramal de Navas de Jadraque pasaria por el Bornova, San Andres y Membrillera para tomar la via 25 por Jadraque.

Via romana "Menor".- Viene de Tiermes, Tarancueña, Miedes, Atienza, Paredes, Salinas de Imón y llega a Siguenza.

Via 25.- desde Merida por Toledo, Titulcia, Alcalá, Guadalajara, Siguenza, Medinaceli, Calatallud hasta Zaragoza.

 

 

 

La riqueza mineral del Bornoba era conocida por los romanos, para bien o para mal, dejaron en la reserva nuestra plata: es de suponer que no habría ningún asentamiento poblacional y no era zona de paso, ya que el mineral de plata se evidenciaba en superficie (1) y lo dejaron sin explotar, tambien quizas mas interesados en el oro de Navas de Jadraque.

Con la decadencia romana, el paso por unas empobrecidas tierras de los visigodos, solo dejaron muestras de su presencia en Zorita de los Canes.

 

(1) En los parajes conocidos como "Canto Blanco" y "Las Gerguillas" se podia reconocer el caracteristico crestón de barita con cloruros y bromuros de plata de facil y conocido beneficio para los romanos.  

                                                                                                                                                            volver al inicio


La ocupación musulmana Siglos VII al XI.

Los visigodos fueron dejando paso a los musulmanes, quienes por cuatro siglos ocuparon nuestra comarca. Su zona de influencia formaba parte del extremo oriental de la Marca Media, establecida por el Califato de Córdoba para la defensa de las incesantes batallas con los reyes cristianos por el territorio.

Los restos mas notables son los castillos de Jadraque, Hita, Cogolludo, Galve de Sorbe, Atienza, Peñahora (Humanes) o Sigüenza, el Alcazar de Guadalajara y la red de atalayas y torreones para sus comunicaciones que están sembrados por los lugares mas estratégicos.

Por Robledo de Corpes y por Hiendelencina pasaría el Cid Campeador allá por finales de siglo XI, en alguna de sus campañas contra el califato de Cordoba a las ordenes del Rey Alfonso VI.

Fue éste monarca quien estableció la política de repoblación de territorios reconquistados: “Repoblación Concejil”, con influencias germánicas, de godos y visigodos, cuyos descendientes eran los más adinerados y nobles de la época.

 

                                                                                                                                                               volver al inicio 

 

 

De la fundación del asentamiento hasta el descubrimiento de la plata. 

La repoblación concejil del rey Alfonso VI consistía en elegir una villa y adjudicarle un territorio amplio, ordenado en seis partes compuestas por una suerte de aldeas viejas o nuevas que se formaban. Estos “Concejos” tenían leyes propias, que aprobaba el rey, al igual que establecía los limites del nuevo Concejo o “Común de Villas y Tierra” y los repartos de los “Sexmos” o Tierras del Común de Villa y Tierra.

A finales del siglo XI, Hiendelaencina no seria mas que un asentamiento de pastores. En 1149 formando parte del Común de Villas y Tierras de Atienza se empieza a tener constancia de su existencia. De su fundación original poco podemos saber: podría haber sido espontánea y creada por los descendientes de los recién re-conquistados o asentamiento forzado por las leyes de repoblación de Alfonso VI.

En 1269 aparece citada en documentos como “Loin del Encina” al quedar adscrito al Común de Villa y Tierra de Jadraque, en su Sesmo del Bornova. [Sexmo del Bornova: Pálmaces, La Bodera, Robledo, Gascueña, Bustares, Las Navas, El Ordial, Arroyo, La Nava, Semillas, Las Cabezadas, La Hiruela, Casa de Santotís, Zarzuela, Villares, Hiendelaencina, Congostrina, Alcorlo, San Andrés del Congosto, La Toba ,Membrillera, Carrascosa, Saelices, Castilblanco, Medranda, Pinilla y Torremocha.]

La localización de aquella aldea estaría centrado al sur de lo que hoy conocemos como Barrio de Abajo / Barrio Viejo. Por el siglo XIII la primera iglesia estaba en entorno de la Peña de San Juan.

 

localizaciones municipio

 

En 1343 la iglesia presidía lo que hoy conocemos como plaza D. Joaquín Latova, nuestra conocida Plaza de las Cabras, que era el campo santo de la aldea situada hacia el sur: Barrio Viejo. 

Algunos años de luchas cristianas hasta que en 1434, Juan II segrega el Sexmo del Bornova para donarlo como regalo de boda al magnate don Gómez Carrillo, mas tarde, y por una serie de intercambios, en 1469 pasa a ser propiedad del Gran Cardenal Mendoza, linaje que lo posee hasta principios del siglo XIX.

Las Relaciones Topográficas de Felipe II de 1581 nombra a "Allende la Encina" con 23 vecinos. Descrito como aldea muy pobre, casas de piedra y tejado de pizarra, vecinos dedicados a ganadería y labranza de consumo propio. No se definen vecinos con oficios ni relevancia personal ni social. La iglesia ya estaba dedicada a Santa Cecilia y también se guardaba devoción por San Sebastian y Santa Quiteria.

La localización de esas casas, es de suponer que con el tiempo, las epidemias y el desarrollo las ha ido subiendo de sur a norte hasta situarse alrededor de la Plaza de las Cabras.

El 16 de agosto de 1752 se hace el cuestionario de 40 preguntas del catastro del Marques de la Ensenada. Responden al mismo: Andrés de Lamo (alcalde), Andrés Martín, Esteban del Olmo y Pedro Cortezón como autoridades municipales confirmando la certeza de las respuestas. Son citados como dueños de colmenas y otros bienes los vecinos Juan Palancares, Andrés Cuenca, Andrés Criado, Esteban del Olmo, Andrés y Blas de Marco, Lorenzo Bodega… apellidos que aun hoy se conservan entre nuestros vecinos.

Responden, nombrado “Yendelaencina” Villa de Jadraque con 37 vecinos, 9 viudas y 4 menores, 38 casas habitadas, 30 pajares 20 sasillos de ganado y 41 colmenas. Sin párroco, ni medico ni boticario. La única tienda era una taberna, No se declaran minas ni salinas, la única “industria” era un molino harinero en el Bornova (El molino Zarzuela).

Poco cambiaria este escenario hasta el hito mas importante de nuestro municipio:  

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                               volver al inicio