Protección Autoprotección Consejos de actuación Riesgo nuclear

En accidentes muy graves la actuación para minimizar los riesgos puede ser muy compleja

Riesgo nuclear

En caso de accidente nuclear o de emergencia radiológica, es posible que sea necesario adoptar unas medidas de protección para evitar o reducir la exposición de las personas a la radiación.

Existen diferentes vías de exposición dependiendo de la naturaleza del accidente, en unos, la radiación puede recibirse por exposición directa a una fuente de radiación externa y, en otros, la exposición puede producirse si la persona incorpora la sustancia radiactiva al interior de su organismo, por inhalación o por ingestión.

En accidentes muy graves, como pueden ser los accidentes nucleares con emisión de sustancias radiactivas a la atmósfera, la exposición de las personas podría ocurrir por múltiples vías y la actuación para minimizar los riesgos puede ser muy compleja. Así, las autoridades públicas competentes tendrán que decidir, en cada caso, cuales son las medidas de protección, más adecuadas, a tomar para proteger a la población de la exposición a la radiación.

A continuación se relacionan algunas de las medidas de protección más importantes:

Confinamiento

El confinamiento consiste en la permanencia de la población en sus viviendas o en otros edificios, próximos, a los lugares en donde se encuentre en el momento de anunciarse la adopción de la medida, cerrando las puertas y ventanas y apagando los sistemas de ventilación y calefacción si los hubiere.

Evacuación

La evacuación consiste en el traslado urgente de la población, haciéndola abandonar sus viviendas o sus lugares de trabajo o recreo y albergándola en lugares temporales apropiados no expuestos, durante un periodo corto de tiempo.

Profilaxis Radiológica

La profilaxis radiológica consiste en la ingestión de compuestos químicos estables, que tienen un efecto reductor sobre la absorción selectiva de ciertas sustancias radiactivas por determinados órganos del cuerpo humano, como por ejemplo, la administración de compuestos de yodo estable que reducen la absorción del yodo radiactivo por la glándula tiroides, que hubiera podido ser inhalado o ingerido. No obstante, la ingestión de yodo debe realizarse siempre siguiendo las instrucciones de las autoridades sanitarias.

Control de Accesos

El control de accesos consiste en restringir parcial o totalmente el acceso a zonas afectadas por una emergencia nuclear o radiológica, para poder llevar a cabo de forma más eficaz la adopción de las medidas de protección o para evitar que las personas resulten expuestas, hasta que se haya procedido a las operaciones de limpieza y descontaminación o bien hasta que el lugar se considere habitable en condiciones seguras para la salud.

Control de Alimentos y Agua

El control de alimentos y agua es un conjunto de actuaciones que tienen como finalidad evitar la ingestión de sustancias radiactivas en productos que entren en la cadena alimenticia.

Puede ser recomendable, como primera medida, prohibir el consumo de algunos alimentos y agua, así como de piensos, y sustituirlos por otros procedentes de zonas no afectadas, hasta que se tengan los resultados del análisis de los mismos. Después de conocer tales resultados, puede decidirse: el consumo normal, el consumo restringido o diferido, el tratamiento, la mezcla con otros alimentos o la prohibición total.

Descontaminación

La descontaminación puede considerarse tanto una medida protectora cuando se refiere a las personas, como una medida de recuperación cuando se refiere al medioambiente, edificios, tierras, etc.

La descontaminación de personas tiene como objeto evitar las dosis de radiación y la propagación de la contaminación. La limpieza y descontaminación de áreas y bienes tiene como fin el retorno, en la medida de lo posible, a las condiciones normales de vida antes del accidente.

Divulgación
Imágenes
Reconocimientos