Los contaminantes atmosféricos 
SOx - Óxidos de azufre
NOx - Óxidos de nitrógeno
O3 - Ozono troposférico
CO - Monóxido de carbono
Partículas PM10 y PM2,5
Pb - Plomo
COVs - Comp. Orgánicos Volátiles
HAPs - Hidrocarburos aromáticos
Normativa de aplicación 
El índice de calidad - ICA 
La Zonificación 
Efectos de la contaminación 
La lluvia ácida
El smog fotoquímico
Volver al Menú principal
Contactar
Imprimir
 
Gobierno regional | Información Ambiental | Información General sobre Calidad del Aire

Nueva Zonificación en Castilla-La Mancha

La zonificación busca la subdivisión de un determinado territorio en distintas "zonas" en las que la calidad del aire para un determinado contaminante es similar y, por lo tanto, puede evaluarse de una misma forma.

Estas zonas de calidad del aire homogénea permiten además mejorar el análisis de las causas de la contaminación atmosférica, delimitar sus consecuencias, y establecer criterios adecuados que, con posterioridad, servirán para definir una estrategia adecuada para la lucha contra la contaminación.

La Directiva 96/62/CE del Consejo de 27 de septiembre de 1996, sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente, conocida como Directiva Marco, es la primera que establece la obligatoriedad de evaluar la calidad del aire en todo el territorio y llevar a cabo una zonificación del mismo en función de la calidad del aire existente. Con posterioridad, fue el propio Real Decreto 1073/2002, el que aplicaba al ámbito nacional y regulaba la zonificación del territorio, estableciendo los criterios básicos necesarios para la evaluación de la calidad del aire.

Con el objetivo de dar cumplimiento a lo establecido en la normativa de aplicación, en el año 2002 se terminó de elaborar la primera Zonificación de Castilla-La Mancha.

Esta primera zonificación se elaboró a partir de los datos existentes en el histórico acumulado hasta ese momento por las estaciones de inmisión existentes, así como de la información que había disponible por medio de campañas de medición con unidad móvil o inventarios globales de emisión de contaminantes.

El resultado final fue una zonificación genérica que establecía cuatro zonas básicas para todos los contaminantes atmosféricos en función del perfil de calidad del aire que se diese en cada una de ellas.

La Nueva Zonificación

El propio Real Decreto 1073/2002 ya preveía la necesaria revisión de las zonificaciones realizadas por las Comunidades Autónomas en su artículo 9.2), ajustándolas a la evolución que con el tiempo surgiese en la normativa aplicable, la calidad del aire o el histórico acumulado de datos. En el caso de Castilla-La Mancha dicha revisión se ha hecho necesaria finalmente debido a varios factores fundamentales:

  • El incremento sustancial en los datos acumulados por la Red de Control y Vigilancia de la Calidad del Aire de Castilla-La Mancha. Este incremento se ha dado tanto por el histórico acumulado por las estaciones ya existentes en el momento de elaboración de la primera zonificación, como por el histórico nuevo surgido con la instalaciones de nuevas estaciones de control, o el generado con la realización de nuevos estudios y campañas de control de la calidad del aire mediante unidades móviles y equipos de muestreo.

  • El aumento en el número de contaminantes regulado y la mayor exigencia en cuanto a valores límite y objetivos que se ha venido realizando hasta la actualidad por la normativa aplicable.

  • La existencia de nuevas herramientas para generar un diseño más efectivo de la zonificación de Castilla-La Mancha, tales como nuevos inventarios de emisiones y fuentes contaminantes más completos, modelos de dispersión de la contaminación más precisos, nuevos datos geográficos y de distribución demográfica más completos y herramientas más potentes para su gestión, etc.

Así, la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente aprobó durante el año 2009 la Nueva Zonificación para la evaluación de la calidad del aire en Castilla-La Mancha.

Dicha zonificación supone un avance sustancial sobre la antigua por cuanto que cuenta con un mayor detalle en el diseño y una delimitación más exhaustiva de las zonas que, en la actual edición, vendrá a realizarse por contaminante atmosférico (o grupo de contaminantes con una misma evolución a lo largo del territorio), respondiendo así de una forma más fidedigna al perfil real de calidad del aire de cada una de las áreas evaluadas de Castilla-La Mancha.

Así, la delimitación y diseño de la Nueva Zonificación de Castilla-La Mancha se realizará utilizando como unidad geográfica mínima los términos municipales, y quedaría de la siguiente forma:

 
 

 

Zonificación para el CO y el Plomo

Ni para el CO ni para el plomo se ha producido nunca superación alguna de los valores límite legales en Castilla-La Mancha, permaneciendo los valores en inmisión muy por debajo de los mínimos y en valores muy similares en cualquier punto del territorio de Castilla-La Mancha.

Así mismo, la evolución experimentada de estos contaminantes a lo largo del tiempo ha sido prácticamente nula.

 

 
 

Zonificación para el Ozono

El Ozono es un contaminante secundario que se da en Castilla-La Mancha en aquellas zonas afectadas por fuentes de emisión de origen Industrial y de Tráfico.

Destaca la Zona de Puertollano, que concentra el mayor porcentaje de las superaciones de los umbrales de información y alerta de ozono en Castilla-La Mancha, seguida por la zona del Corredor del Henares, donde la elevada densidad poblacional, la concentración de industrias, la cercanía de la Comunidad de Madrid y la existencia de vías de tráfico denso y elevado, hacen que también se produzcan elevados niveles de ozono, esencialmente en las épocas de mayor radiación solar.

El Resto de Castilla-La Mancha presenta niveles elevados, pero en raras ocasiones se llega a superar el umbral de información.

 
 

Zonificación para las Partículas

Para este contaminante la zonificación es donde más desagregada se presenta, debido esencialmente a las grandes diferencias que se producen debido a las condiciones locales.

Se presentan así dos zonas donde los niveles se pueden considerar de fondo "Montes de Toledo" y "Montes de Guadalajara", y otras dos zonas con niveles sobreelevados por una contribución antropogénica destacable: "Zona industrial del Norte" y "Comarca de Puertollano". Por último, se deja una zona amplia correspondiente al "Resto de Castilla-La Mancha", donde existe una contribución natural considerable a los niveles detectados en inmisión.

 
 

Zonificación para el SO2, metales, Benceno y HAP's.

Si bien los niveles de estos contaminantes son considerablemente bajos en toda Castilla-La Mancha, la zona de Puertollano es la única que experimenta una evolución distinta en comparación con el resto de la región, con niveles más elevados debido a una contribución antropogénica extraordinaria y a unas condiciones de dispersión de contaminantes propias de la zona, razón que hace que deba diferenciarse del resto del territorio.

 
 

Zonificación para los NOx

La presencia de NOx como contaminante atmosférico es esencialmente debida a la existencia de fuentes de emisión de origen antropogénico y a unas condiciones de dispersión deficientes.

De ahí que en el caso de Castilla-La Mancha vuelvan a presentarse las zonas de Puertollano y Zona Industrial del Norte, junto con la zona de Cuenca, donde las emisiones locales de NOx, junto con unas condiciones de dispersión deficientes, hacen que deba diferenciarse del resto del territorio.

 

¿Quiere conocer más sobre la nueva Zonificación en Castilla-La Mancha?

Descargue el nuevo cuaderno técnico de calidad del aire que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha elaborado, donde dispondrá de toda la información que le pueda interesar sobre la nueva zonificación realizada para Castilla-La Mancha.

Serie de Cuadernos Técnicos de Calidad del Aire.

 

 

 


 
 
| Copyritht © Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha |
Protección de datos Aviso legal