Inicio  Junta de Comunidades de Castilla La Mancha
   
 

El recorrido a través de la exposición y, por ende de la novela, comienza haciendo constar el origen social del personaje central de la misma: el Ingenioso Hidalgo. Para explicar lo que supuso pertenecer al escalafón más bajo de la nobleza castellana, La Hidalguía, se han desarrollado los conceptos y las repercusiones sociales que éstos tenían en la sociedad española de finales del siglo XVI y principios del XVII.

La siguiente unidad expositiva ha sido denominada Gabinete de Alonso Quijano, que hace referencia a la habitación donde el protagonista mutó en ser Don Quijote tras “pasar las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro, de manera que vino a perder el juicio”.

Siguiendo con el camino marcado por la propia narración cervantina, la siguiente etapa en nuestro viaje se detiene, como lo hace Don Quijote, en la primera venta que en el camino se encuentra, lugar donde recibió Los sabios consejos del ventero, haciendo referencia a las indicaciones que le dio el propietario del establecimiento donde fue armado caballero en la primera salida sobre llevar dineros y camisas limpias.


El siguiente apartado habilitado en el circuito de la Exposición está dedicado a Las Ventas, lugares mezcla de casa de comidas, o mesón, y sitio de descanso de los viajeros que cruzaban La Mancha: desde los arrieros que iban transportando sus mercancías por los caminos hasta gentes de alta alcurnia, como un Oidor de camino a Sevilla para embarcarse con destino a las Indias.

El próximo episodio seleccionado de la novela para ser recreado en la Exposición ha sido el de Las Bodas de Camacho, un evento en el que se pone de manifiesto la importancia que tuvo en su momento el grupo social intermedio entre el pueblo llano y la aristocracia, los llamados labriegos ricos, que detentaron una parte de la riqueza del país, como queda reflejado en los capítulos que se dedican a su descripción dentro de la novela.

El campesinado rico fue un sector de población que funcionó como motor de la economía, ya que en sus manos concentraban la suficiente cantidad de tierras cultivables que necesitaban mucha mano de obra contratada, redistribuyendo en ella parte de las ganancias obtenidas. A su vez, éste bienestar económico les permitió poder dedicarse a los estudios y a ampliar conocimientos. En algunos casos llevaron un tipo de vida muy similar al de la nobleza, llegando incluso a entrar en ella por compra de títulos, y tampoco fueron infrecuentes los enlaces matrimoniales entre hijas de labriegos ricos, que aportaban buena dote, con vástagos de la más rancia nobleza empobrecida.
El espacio expositivo está estructurado en ocho apartados diferenciados. El primero de ellos hace referencia a la Arqueología del Siglo de Oro, donde se explica a los visitantes la importancia que tiene el poder excavar en los cascos antiguos conservados de las ciudades, reduciéndose estas actuaciones a intervenir obre solares de edificios derruidos para la construcción de obras nuevas, así como también se han de tener en cuenta los trabajos arqueológicos sobre construcciones que solamente se rehabilitan, siendo en este caso la labor del arqueólogo la de constatar la evolución del inmueble, actividad que no es un mero capricho de los arqueólogos, sino que es una obligación marcada por ley, y que sirve en casi todos los casos para poder corroborar, o ampliar, el conocimiento que sobre las ciudades modernas se tiene gracias a las fuentes escritas coetáneas conservadas, así como para poder valorar la importancia del Patrimonio de ese momento cultural.
Si deseas visualizar otra propuesta del Museo u otras Exposciones que han pasado por nuestra Sala de Exposiciones Temporales pincha aquí:
Exposición Temporal "El QUijote a Través de la Arqueología". Ficción y realidad en el siglo de oro.
Si quieres visualizar antiguas  Exposiciones Temporales que han pasado por  el Museo de las Ciencias de Castilla La Mancha.

Museo de las Ciencias de Castilla La Mancha
museociencias@mccm.jccm.es
Plaza de la Merced, s/n
Cuenca,16001
Tlf: 969240320
Fax: 969213355