Museo de las Ciencias de Castilla La Mancha. Un paseo a tráves del tiempo.
   
 

 








Primer concurso regional de proyectos de ciencias del museo de las ciencias de castilla la mancha .

En esta página encontrarás toda la información necesaria para que tu participación en este concurso sea lo más fácil para ti. Primero te sugerimos que hayas leído las páginas que preceden a ésta, la presentación, bases, objetivos, etc. Pero supongamos que todavía tienes alguna duda. Para echarte una mano, te contaremos, como ejemplo, a modo de tutorial, el recorrido de Celestino en su primera participación en este concurso.

Celestino, el primer concursante.

Celestino se enteró del concurso por un amigo. Él siempre fue un enamorado de la Naturaleza y un aficionado a la fotografía y la orientación en el campo, aficiones perfectas para concursar en Buscadores de Especies.

Lo primero que hizo fue enterarse de todo en la web del Museo de las Ciencias (http://pagina.jccm.es/museociencias/buscadoresdeespecies/presentacion.html), se registró a través de la misma web (inscripción), y nada más recibir por correo electrónico su Tarjeta Personal de Buscador (TPB), la saco impresa y preparó sobre la mesa todo lo que necesitaba para localizar el mayor número de objetivos. Delante de sus ojos tenía su TPB, una cámara digital, un gps, la cantimplora y el bocata. Metió con prisas todo en su mochila, la ansiedad de empezar era excitante, pero… algo se le olvidaba.

¡Córcholis! ¿qué busco primero?—se dijo. Tenía 50 objetivos para elegir, eso lo sabía, pero ... ¿por cuál comenzar?. Le faltaba una estrategia . Dejó la mochila en el suelo de su habitación y se dispuso a ordenar su búsqueda: se bajó de internet la tabla de objetivos , y la descripción de aquellos que podían ser difíciles de localizar (Objetivos de Flora y Fauna). Con estos documentos impresos en papel, más un viejo mapa, ya podría ponerse en acción.

Eligió el objetivo nº 22, la Pinus pinaster (Pino rodeno), en la serranía conquense. Cargó todo en su mochila, comprobó las pilas del gps y convenció a su amiga Celeste para que le acompañara. Era un 10 de marzo y tras salir en bicicleta desde Cuenca, en no más de una hora, ya tenían delante un hermoso bosque de sabinas. Aunque no se trata de un concurso fotográfico, Celestino quería que la prueba del hallazgo fuera la mejor posible. Localizó la sabina más frondosa y bella. Situó la cámara con el Sol detrás, alargó su brazo sosteniendo su TPB para que aparecieran bien sus datos, pero sin tapar ninguna parte del hermoso ejemplar de Juniperus thuriphera , y disparó: click, y otro click, y más click, no era cuestión de que la foto saliera mal después del tremendo esfuerzo en bicicleta.

La vuelta fue suave, con la satisfacción del trabajo hecho. Todo un día bien aprovechado, sólo le quedaban 49 objetivos por localizar y fotografiar, pero había tiempo de sobra para hacerlo.

Llegando a casa vació la mochila, había recogido por el monte algún que otro desperdicio: una vieja lata de sardinas oxidada, un paquete de tabaco vacío y un cartucho destrozado; basura que contamina y afea el paisaje; como buen ciudadano Celestino siempre deja el lugar mejor que lo encuentra.

Descargó las fotos de su cámara, eligió la mejor, en formato JPG, con un máximo de 1 Mb, y la remitió por email al museo: buscadoresespeciesII@gmail.com En el asunto del mensaje puso el número de su TPB (0001) y el nº del objetivo (22), de la siguiente forma: “ BE 0001_22

En el texto del mensaje incluyo, además: su alias o Nick, su nº TPB, nº de objetivo, nombre de la especie, y lugar. Algo como esto:

Celestino. 0001. 22. Pinus pinaster. Serranía de Cuenca (Tierra Muerta).

Como archivo adjunto iba la foto con el siguiente nombre de archivo: 0001_22.jpg

Envió el mensaje y tras unos minutos recibió la confirmación de que había sido recibido. Tras ser validada la prueba en el museo, pudo observar en la página web del concurso, en “ buscadores ” que ya tenía registrado el objetivo nº 22.

Su siguiente reto era encontrar el máximo de objetivos. Y con cada objetivo una participación para el sorteo final del microscopio , laTablet, la cámara digital y los catalejos . Aunque lo mejor de todo eran los viajes, la aventura, el reto personal de conseguirlo.

Celestino sigue actualmente su aventura. Posiblemente lo encuentres por Tejera Negra, en el Calar del Mundo, Sierra Madroña o en las Lagunas de Ruidera. Si das con él, dale un abrazo.

 

DOCUMENTOS: PARA DESCARGAR

Bases del concurso.

Tabla de Objetivos.

Objetivos de Flora y Fauna.

 

Puedes pinchar aquí.