Museo de las Ciencias de Castilla La Mancha. Un paseo a tráves del tiempo.
   
 

 








Primer concurso regional de proyectos de ciencias del museo de las ciencias de castilla la mancha .

Una actividad para la concienciación de la riqueza de la biodiversidad de Castilla-La Mancha, su conocimiento y cuidado. Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha


El pasado año 2016 celebramos el Año Internacional de Las Legumbres, en plena lucha contra el hambre en el mundo. Este año 2017 nuestras metas han de cambiar de dirección, hacia un nuevo objetivo: Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Es nuestra obligación como centros de divulgación, y más aún, de dinamización de la ciencia, el inventar nuevas ideas, enfoques, caminos y rumbos para conseguir esa vieja meta. Cada año se centra en uno de los aspectos de nuestra realidad: ayer la Alimentación, hoy le toca el turno al Medio Ambiente y la Cultura. No olvidamos que el resto de las ciencias siempre están de alguna u otra forma cercanas, presentes. Si global es nuestro mundo y aldea, global debe ser el proceso del ser humano al conocimiento y a su propia existencia.

2017 Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, nos sugiere una variedad de actividades, de posibilidades de aportar un poco de energía de cara a un mejor conocimiento y un mayor respeto de este trozo de materia en órbita, que llamamos Tierra. Nosotros lo hemos resumido como proceso de CONCIENCIACIÓN.

CONCIENCIACIÓN es el nuevo enfoque que queremos dar en el Museo de las Ciencias y de Paleontología a un conjunto de actividades presididas por tres señas de identidad: La búsqueda del conocimiento, per se, y para la mejora del ser humano y aquello que le rodea; la ciencia como medio, contenido, objeto de estudio; y la acción como metodología, como procedimiento y actitud. La suma de las partes y la voluntad puesta en ello, a conciencia, produce este nuevo paradigma, si se nos permite el atrevimiento, que marcará nuestros nuevos proyectos.

El primero de ellos coincide con la celebración de 2017 Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, el cual es una oportunidad única para ampliar la contribución del sector del turismo a los tres pilares de la sostenibilidad (económico, social y del medio ambiente). Un buen pretexto para poner nuestra atención sobre todo ser vivo que nos rodea y los paisajes en los que habita, compartiendo nuestro ecosistema, barrio, ciudad, región, país, continente y planeta.

Paisajes majestuosos, bosques prístinos, rica biodiversidad y sitios del patrimonio natural son a menudo las principales razones por las que los turistas visitan un destino. El turismo sostenible puede desempeñar un papel importante, no sólo en la conservación y preservación de la biodiversidad, sino también en el respeto de los ecosistemas terrestres, debido a sus esfuerzos por reducir los residuos y el consumo, la conservación de la flora y fauna nativa y sus actividades de sensibilización.

Vayamos directamente al proyecto. Sin duda alguna, cualquier actividad que planteamos desde nuestros museos, busca siempre cumplir estos objetivos: tener impacto regional; estar dirigido a todas las edades; estar al alcance de todos los niveles culturales; fomentar el aprendizaje y la divulgación de las ciencias; conocer, valorar y respetar nuestro rico patrimonio; y, por supuesto, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y su desarrollo personal. Aunque no siempre conseguimos cumplir con todos los objetivos, pues es difícil, más aún en un vasto territorio como es Castilla-La Mancha, esta vez creemos que sí lo vamos a conseguir.

Buscadores de Especies tiene un buen conjunto de factores que lo hacen bastante interesante, pero primero digamos en qué consiste.

Se trata de encontrar el mayor número posible de especies de animales y vegetales de nuestra región, además de minerales singulares, rocas y su contenido fosilífero y la identificación de los paisajes más emblemáticos castellano-manchegos.

Es un concurso, es una aventura, es un reto, es un juego en el que cualquier ciudadano de Castilla-La Mancha, de España o del mundo puede participar. No conlleva gasto alguno, sólo tiempo y pocos recursos, lo que permite abrir más aún el impacto en la población. Es tan fácil como hacer una foto y, a la vez, tan difícil como encontrar un tesoro. Es atractivo porque supone un reto alcanzable para la capacidad de cada uno. Es divertido porque contempla actividades de por sí lúdicas. Es estimulante porque invita a la acción en grupo. Es educativo porque activa conocimientos aprendidos y promueve resolución de problemas, toma de decisiones e investigación. Es autotélico, porque busca, sobre todo, el disfrute en la actividad. Es muchas más cosas, que serán los participantes quienes las incluyan tras su participación.



Puedes pinchar aquí.