El dominio del planeta no habría sido posible sin el control sobre la materia y la energía. Para ello el hombre inventó las máquinas, dispositivos que utilizamos para cambiar la magnitud y la dirección de aplicación de una fuerza. Aquí podemos ver diferentes máquinas simples, como la palanca, el torno y el plano inclinado. Pero nuestra Máquina del Tiempo es una máquina compleja, que no busca obtener ventajas de fuerza sino medir el tiempo, es un gran reloj construido con pequeñas máquinas.

Junto a nuestra Máquina del Tiempo encontramos diferentes interactivos en los que experimentar con algunos principios físicos.

 

La Palanca. Sin duda la primera máquina inventada por el ser humano, o tal vez deberíamos decir, descubierta por el hombre, dada su simplicidad.

El tornillo de Arquímedes. Realmente Arquímedes aplicó el principio del plano inclinado, otra máquina simple, aprovechando la ganancia mecánica de éste.

Tabla de péndulos. Galileo (1564-1642), descubrió el principio del péndulo, ¡un gran genio enamorado de todo lo que se movía! De él planteamos, antes de experimentar, nuestra hipótesis: “Lo que marca el tiempo de oscilación de un péndulo no es su masa, sino la longitud de la cuerda”. Por favor, descubran ustedes si esta hipótesis es verdadera o falsa. Varíen distancias, gravedades, amplitudes y disfruten como Galileo…

Regulador centrífugo o de Inercia. Es un dispositivo que permite ajustar automáticamente la velocidad de una máquina de forma que sea constante.. La gran importancia de este regulador radica en que incorpora el principio de retroalimentación de un servomecanismo, al articular el circuito de salida con el de entrada, que es el concepto básico de la automatización.
 
Cronolanzadera.

La sensación de 3 dimensiones se lleva a cabo en nuestros cerebros, no en nuestros ojos. Para ello ayuda bastante una buena
tecnología, que la ponemos nosotros, y una buena predisposición a lo sorprendente, que la ponen ustedes. ¡Disfruten!