BANCO DE GERMOPLASMA DE VID DE C-LM

Fruto del desarrollo del proyecto de prospección e identificación de variedades de vid tradicionales es el establecimiento de lo que será el Banco de Germoplasma de Vid de Castilla-La Mancha (BGVCM), una colección en la que junto a variedades de distribución peninsular, europea y mundial aparecen otras minoritarias, de distribución comarcal o local.

Se trata de recolectar, ubicar y conservar el material vitícola (especialmente de distribución regional, aunque no solo), así como de caracterizarlo ampelográfica y agronómicamente y de valorar sus aptitudes enológicas.

Los trabajos comenzaron en 2007 y han proseguido durante los años siguientes. En 2007 se comenzaron los trabajos para el establecimiento de la parcela: preparación del terreno, establecimiento del marco de plantación (1,20x 2,80cm) y creación de la infraestructura necesaria para irrigación (4 sectores de 50 filas, de 50 cepas cada una).
Además, se realizó la injertación, en vivero comercial, de material de 68 variedades distintas, libre de virus, sobre patrón Fercal y su plantación definitiva en la parcela preparada.

Cada año a partir de entonces se ha ido alimentando la colección con material correspondiente a variedades no representadas: alguno procedente de colecciones de otros centros oficiales, o de particulares, otro obtenido directamente en viveros comerciales.
Nuestra propia prospección del territorio vitícola castellanomanchego ha constituido otra importante fuente de material.

En la actualidad hay 121 variedades representadas. De ellas, unas 30 se pueden considerar tradicionales de nuestra Región, o de algunas de sus grandes comarcas, y 35 son de distribución más local, no estando aún reconocidas como nuevas variedades. El resto lo integran variedades distribuidas por diferentes regiones peninsulares, algunas de ellas de mesa, y otras que podemos considerar importadas, en su mayoría francesas.